Lechazo, casi como se hace en Valladolid

Este fin de semana hemos tenido un encuentro gastronómico con la excusa de tomar unas piernas de cordero que había comprado en mi reciente viaje a Salamanca. Me reconozco enamorado de mis origenes castellanos ¡qué buena gastronomía! No me extraña que le llamen "tierra de sabor", porque es la verdad.


Mi decisión fue preparar los dos cuartos de cordero lechal que había comprado casi como se hace en Valladolid, sin añadirle especies o ajo, puesto que para darle un toque más del sur, sustituí la manteca de cerdo por aceite de oliva virgen.

Ingredientes:
  • 1 Pierna de cordero lechal (se nota diferencia si el cordero es con denominación de origen)
  • Aceite de oliva virgen (o manteca de cerdo)
  • Sal
  • Agua
Modo de elaboración:
Se pone el horno a calentar a máxima potencia. Mientras en una bandeja de barro (o si no se tiene en la bandeja del horno), se pone la pierna de cordero y con las manos la untamos con aceite (o manteca).
Se sala por los dos lados y se pone 1/2 vaso de agua en la base de la bandeja.
Se pone en el horno a 190º durante al menos hora y media. Cada 20 minutos más o menos se da la vuelta la pierna para que se dore por todas partes, añadiendo un poco de agua por la base, incluso por encima del asado.

El aceite o grasa se añade para poner la corteza crujiente, por lo que si se quiere se le puede añadir un poco más por encima en alguna de las ocasiones que se da la vuelta.

Personalmente, creo que la guarnición ideal para acompañar un asado es una buena ensalada. Por mí, sólo con lechuga, aceite de oliva virgen extra, unas gotas de vinagre de Jerez y sal.
Para beber, un buen vino tinto, preferiblemente, un reserva de cualquiera de las denominaciones de origen que tenemos en España.

Para mejorar la digestión, mejor que un almax, lo suyo es un gin tonic (con ginebra de toda la vida, nada de aromáticas).

Comentarios

bea ha dicho que…
Doy buena fe de como estaba el lechazo: !!!! inmejorable !!!!.
Si en Valladolid se hace mejor, será cuestión de probarlo en nuestro próximo viaje con el Glorioso. Creo de todas formas que es difícil de mejorar el del domingo.
Un saludo, Javi