Val de los Frailes, rosado de Cigales

En verano, el rigor climático, no permite en muchos casos disfrutar de un buen tinto. Sobre todo a la hora de comer.
Recuerdo en un viaje por Bolonia (Italia). Era principio de julio, hacía calor y había llegado la hora de comer. Entramos en un restaurante que nos habían recomendado, buena calidad y buen servicio. Ordenamos la comanda y para beber, elegimos un lambrusco. Cuando preguntamos al camarero sobre la calidad del lambrusco, nos contestó "bueno, ... es lambrusco". Como si este tipo de vino no fuera bueno.
Pues en verano, con mucho calor, una opción en Andalucía es el vino con gaseosa (llamado "tinto de verano"). Aquí diría yo: "bueno, ... es tinto de verano", porque un buen vino blanco o un rosado fresquito están mucho mejor.
Por esta razón, traigo hoy este rosado. Con los rosados de Cigales, me pasa como con los blancos de Rueda; qué tengo debilidad. Este vino está estupendo.
Para más información sobre el vino, visite la página de la bodega, Val de los Frailes, del Grupo Matarromera.

Comentarios