Alitas fritas con esparragos trigueros

Cuando era pequeño nos encantaba tomar alitas de pollos fritas. A mis hijos parece que le gustan lo mismo que me gustaban a mí.
Se trata de un plato que gusta a grandes y pequeños y muy barato.
El secreto es que las alitas se queden muy fritas.

Ingredientes (4 personas):
  • 1 kg alitas de pollo troceadas
  • Aceite de oliva 
  • Sal
Elaboración:
En un recipiente se pone aceite de oliva en abundancia (en su defecto en una freidora). Cuando el aceite esté muy caliente (180º), se ponen una tanda de alitas y se dejan al menos 10 minutos. Se retiran y se ponen en un plato con papel secante para quitarles el aceite sobrante. Se repite la operación hasta que estén todas las alitas. Se sala a gusto.

Como acompañamiento, y estando en epoca de esparragos trigueros, he aprovechado el aceite y he frito algunos esparragos. Hay que tener cuidado que como contienen mucho agua, el aceite puede rebosar.
Los espárragos se hacen muy rápidamente, e igual que antes, se retiran y se ponen sobre un papel secante, y se añade un poco de sal.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Yo antes también freía las alitas, pero saltan muchísimo. Desde la última vez que me quemé, las hago siempre en el horno. Las extiendes todas en la bandeja del horno (cubierta con papel de plata, para que luego cueste menos limpiarla), y las dejas a horno fuerte, una hora. Yo sólo les pongo sal y un chorrito de aceite. A la media hora, les das la vuelta. Y si quieres rizar el rizo, puedes poner las alitas a macerar una hora antes de meterlas en el horno, con agua y pimentón. Después las escurres, y al horno... quedarán con un regustín picante.
Guillermo Montero ha dicho que…
Ya te diré como me quedan, porque la voy a hacer en breve. Gracias por las sugerencias.