Habla 4 ..., sencillamante sin palabras

Cuenta la leyenda que, el artista renacentista Miguel Angel al acabar la escultura de Moisés, golpeó la rodilla derecha de la estatua y le ordenó "Parla, cane!" ("¡habla, perro!"), sintiendo que la única cosa que faltaba por extraer del mármol era la propia vida. En la rodilla se puede encontrar una marca, tal vez el martillo de Miguel Ángel al golpear a su Moisés.
Igualmente, cuentan que los empresarios José Civantos y Juan Tirado decidieron montar una bodega para elaborar un vino especial y sin complejos, buscaron una localización idónea y los mejores enólogos para su proyecto, el resultado una serie de cinco vinos tintos que dejan sin palabras. Como en el caso anterior, alguien dijo al probar el vino, que lo único que le faltaba era hablar.

Yo me quedé sin palabras, y como yo todos los amigos que degustamos una botella de Habla Nº 4 este fin de semana.
La bodega tiene cinco tipos diferentes de vinos:

  1. Habla Nº 1: Cabernet Sauvignon 100%, 2005
  2. Habla Nº 2: Tempranillo 100%, 2005
  3. Habla Nº 3: Syrah 100%, 2005
  4. Habla Nº 4: Syrah 100%, 2006
  5. Habla Nº 5: Tempranillo 70%, Cabernet Sauvignon 25%, Petit Verdot 5%, 2006
Mi experiencia hasta hoy se limita al número cuatro, pero tengo muchas ganas de probar los demás. El único inconveniente es el precio, aunque el vino lo vale.
Para más información, visite la web de la bodega.

Comentarios