Matarromera, Reserva 1998. Para mí, sobresaliente

Continuando con las celebraciones, unos de mis cuñados me agasajaron con un par de botellas de este sensacional vino.
Me ha sorprendido que la crítica en internet no sea tan buena como la mía, pero hay gustos para todos.
En la fiesta informal que celebramos, dimos buena cuenta de las dos botellas. Qué obviamente maridó estupendamente con la chacina, queso y jamón que pusimos para comer.
A todos los comensales, usuales consumidores de tinto, nos encantó el vino.

Al tratarse de un reserva, recomiendo abrilo con anterioridad o decantarlo.
Información: Bodegas Matarromera (web)